SIGUEN ESTE BLOG

ARCHIVO DEL BLOG

8 may. 2011

PRERROMANICO ASTURIANO - VI - IGLESIA-CEMENTERIO de SAN MARTIN de SALAS

Iglesia de San Martin. Monumento Nacional.
La primitiva iglesia fue construida entre los siglos VIII y IX, reconstruida en el S. X por Alfonsus Confessus. Fue rehecha en su totalidad en el S. XV y reformada en los siglos XVII y XVIII. Consta de nave única, cubierta de madera a dos aguas. Acceso por puerta gótica de arco ojival con tres arquivoltas molduradas sin decoración. Presbiterio de planta cuadrada y bóveda de crucería, con retablo mayor dedicado a San Martín de estilo rococó. Paramentos exteriores de mampostería en los que se han colocado espléndidas réplicas de las piezas prerrománicas del s. X en el lugar en que se hallaban las originales expuestas en el Museo

iglesia - cementerio de san martin del prerromanico asturiano

al fondo el tejo o texu de la iglesia de san martin

campanario de la iglesia de san martin de salas en estado de abandono

portico de entrada de la iglesia de san martin, consta de nave única, cubierta de madera a dos aguas. Acceso por puerta gótica de arco ojival con tres arquivoltas molduradas sin decoración. Presbiterio de planta cuadrada y bóveda de crucería, con retablo mayor dedicado a san martin de estilo rococó. Paramentos exteriores de mampostería en los que se han colocado espléndidas réplicas de las piezas prerrománicas del s. X en el lugar en que se hallaban las originales expuestas en el Museo. En sucesivos procesos reconstructivos se ha aprovechado varios fragmentos decorativos epigráficos con una cronología fechable en el siglo X, pertenecientes a la iglesia prerrománica que existía en el mismo lugar en que ahora se levanta la actual iglesia reconstruida en el siglo XV; estas piezas dispersas fueron empotradas en los apartamentos de la iglesia. En el año 1980 las piezas son arrancadas sin conocimiento de la Comisión Provincial del Patrimonio Histórico Artístico, lo que produjo una fuerte conmoción popular; se optó a que se procediera a proteger las piezas depositándolas en la torre medieval de la villa de salas.


ventana trifora con inscripcion

lapida de las santas reliquias
En las inscripciones podemos destacar a una de las dos que conmemoran la actividad constructiva el monasterio. Se trata de una losa cuadrada decorada con diferentes motivos destacando el motivo central que es la cuz con el  signo alfa y omega, La orla está también decorada y en el interior acompañando a la cruz está inscrita la leyenda que se usaba en tiempos de la monarquia asturiana que rezaba asi: Con esta señal se protege al piadoso, con esta señal se vence al enemigo, Pon, Señor, la señal de la salvación en esta casa, y no permitas que se acerque el ángel golpeador.

lapida con cruz latina y inscripcion aprotrocaipa.enla parte inferior lapida con
inscripcion yuna cruz griega.
lapida con cruz latina e inscripcion apotropaica, en la parte inferior ventana bifora ajimezada.
segunda venta trifora con inscripcion,  esta esta tapiada.

tronco del texu de la iglesia de san martin

En medio del cementerio de la iglesia de san martin se alza imponente un tejo´, texu en asturiano, conocido como Tejo de San Martín. Está declarado Monumento Natural e incluído dentro de la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos. Tiene una altura de 15 metros, con un enorme tronco que supera los 6 metros de perímetro. El diámetro de su copa alcanza los 13 metros. Uno de los árboles mágicos de los celtas, y cuyo culto nos ha dejado aún hoy en día una gran cantidad de ritos entre los pueblos descendientes de la antigua cultura celta, así tenemos que en las guerras cantabro-astures los que se refugiaron en el “Mons Medullios” prefirieron, antes de convertirse en esclavos romanos, suicidarse bien por la espada, por las llamas del fuego o por veneno, y esté veneno según “Silio Italico” consistía en un brebaje de semillas de texu. En cuanto a la tradición de envenenarse con el tejo parece que sobrevivió hasta fechas muy recientes: así por ejemplo se cita que en la aldea de Teixois, en Taramundi, un testimonio recogido en 1984 por Francisco Aracil cuenta que al preguntarle sobre el origen del nombre del pueblo respondió lo siguiente:
“E un árbol de madera muito dura y boa. Antes había muito, agora hai menos. Da úa bolía colorada que condo había una persona mayor enferma o delicada dábamos-yes uas bolinas y se morían tan tranquilos que daba gusto.

1 comentario:

CARLOS dijo...

Un texu impresionante y como se funde con el cementerio, precioso recorrido fotográfico. Un saludo.