SIGUEN ESTE BLOG

ARCHIVO DEL BLOG

11 may. 2009

LUARCA - asturias

vista parcial de luarca, la villa blanca de la costa verde.

luarca, la villa blanca de la costa verde.

entrada al puerto pesquero de luarca.

La Ermita de la Virgen Blanca, también conocida como de la Atalaya se encuentra junto al cementerio de la localidad y fue construida en el siglo XX. En su interior alberga imágenes y retablos de los siglos XV y XVIII.


el rompeolas de luarca.

el rompeolas de luarca.

puerto de luarca y la lonja de pescado.

el meson de la mar, tipico sitio donde se pueden degustar las delicias del mar.

el faro de luarca.

descanso encima del faro de luarca, magnificas vistas.

hermita de san roque. luarca.

barometro de una fachada del puerto de luarca.

casas en los acantilados de luarca.
Valdés es un concejo de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias cuya capital es Luarca. Limita al norte con el mar Cantábrico, al este con Cudillero y Salas, al oeste con Navia y Villayón y al sur con Tineo y Salas.
Los datos más antiguos de la presencia humana en el Concejo de Valdés se remontan a las épocas prehistóricas, el yacimiento de Busto es hasta el momento presente, el sitio que ha dado los restos. También se han localizado restos industriales de estas mismas etapas en los sitios de Caroyas, Ribón, Paredes. También son numerosas las muestras artísticas que podemos encontrar en todo el concejo.Valdés es un concejo asturiano que forma parte de la Comarca natural del Valle del Ese-Entrecabos, y es precisamente el río Ese o Esva el que le da nombre: Valdés es el Valle del río Es o Ese de los romanos, del que obtenían abundante oro para el imperio, pero la población de Valdés es tan antigua como la conquista de la tierra por los homínidos, ya que el yacimiento arqueológico del cabo Busto («Entre Cabos») (más o menos de la misma datación de Atapuerca)En la actualidad nos sigue cruzando de Sur a Norte el río Esva, con sus cada vez más codiciados salmones y peleonas truchas, aunque es el río Negro el que recorre la Villa, Luarca, capital del concejo, el que tiene más y más grandes, para disfrute de todos.El territorio es un compendio de ríos, mar y montaña en un medio natural, eso nos permite tener unos productos de primerísima calidad: producimos la mejor leche gracias a nuestra cuidada cabaña lechera, pero nuestros pastos de media montaña también nos permiten producir una excelente carne. Los embutidos, el txosco y el butietxo.De las mejores fabas de Asturias tenemos en nuestra gastronomía, la mejor fabada que se puede tomar.¿Y del mar? los mejores mariscos son los de nuestras costas; son famosos los oricios y los percebes, junto con los centollos.Pero Luarca merece una mención aparte, ya que resulta una villa urbanísticamente compensada a pesar de algunos desmanes del pasado, en la que los barrios de Pescadería y Cambaral ofrecen a la vista una apreciable homogeneidad urbanística. Luarca, que significa Txugar de Barcos en nuestro denostado idioma (aunque la denominan Txuarca los castizos), tuvo su origen en estos barrios, que junto con la Carril cierran la primera ciudad, posteriormente crecida con la Ley Cambó y sus edificios modernistas, eclécticos, etc.El resto del concejo son poblaciones diseminadas en una extensión de 337 kilómetros cuadrados, en los que cabe destacar la naturaleza —Paisaje Protegido de Entrecabos de la Cuenca del Esva, Monumento Natural de las Hoces del Esva y Reserva Natural de la Playa de Barayo—, el tipismo de los arcos del pueblo de Brieves, Cadavedo, Trevías, lugar milenario y segunda población valdesana. Las parroquias de Paredes, Ayones y Arcallana merecen una visita sin prisas para poder observar los corzos, las nutrias, etc.
El siglo XIX nos deja un acontecimiento relacionado con la Guerra de la Independencia contra los franceses, y este no es otro que el traslado, tras sufrir Oviedo la tercera invasión, de la Junta del Principado y de la Real Audiencia a Luarca, para pasar posteriormente a Castropol y Figueras. También nos deja el final del siglo la aparición de los primeros movimientos migratorios ultramarinos, estableciéndose líneas regulares de fragatas hacia América, y que volverían más tarde a su tierra natal con un fuerte poder monetario y social, es lo que llamamos la cultura de los indianos, y gracias a la cual se debe el desarrollo económico e industrial posterior en la zona, quedando también bellos legados arquitectónicos conocidos como casas de indianos de estilos modernistas coloniales. Del siglo XX la noticia más destacada que se produce es el cambio del nombre del concejo en 1909, adoptando la nomenclatura de la capital, no siendo restituido por la antigua y más acorde denominación de Valdés hasta el año 1985. Hoy en día Valdés es uno de los concejos asturianos que mayores cosas nos ofrecen, pudiendo disfrutar de unos estupendos paisajes montañosos, unas bonitas vegas de los ríos, así como unas playas realmente bellas, consiguiendo ser uno de los destinos turísticos más solicitados. Singularmente hermoso es el pueblo de Luarca, destino de enamorados

No hay comentarios: